lunes, 27 de octubre de 2014

Un mundo a ras de suelo


Dependiendo de la zona, el biotopo e incluso la época del año en que rastreemos podemos llegar a ver muchas marcas en el suelo: arañazos, marcas de dientes, escarbaduras/hozaduras (estas  tienen dos nombres por la costumbre aunque son lo mismo, hozaduras para el jabalí y escarbaduras para los demás) y otras que las pondremos en el apartado "otros". En este último pueden aparecer unas cuantas cosas.

Empecemos por el final:

3) Otros
Aquí pueden aparecer muchas cosas, unas con un sentido aparente y otras no. Entre las primeras las más abundantes son las bañeras del jabalí (de estas se llegan a ver unas cuantas dependiendo de la zona) o las del ciervo, estas últimas más raras de ver, o los revolcaderos del gato, el lobo o incluso el conejo, aunque ninguna de estas son fáciles de ver.


Bañera de jabalí


También podemos encontrar, aunque no ocurra todos los días marcas de dientes. Cuando no sabes de que va resultan muy chocantes, pero cuando descubres que los ungulados ingieren muy pocas sales minerales en su dieta y que tienen que buscarlas por otros medios, ya es más fácil de comprender que coman barro o chupen salitre.


Dientes de jabalí
 Dientes de corzo
Resultado en los excrementos de ciervo de comer barro, los sueltos, a la izquierda, son el resultado de la alimentación vegetal, el de la derecha es barro

Y entre cosas curiosas pueden aparecer el rastro de una pelea de liebres, el juego de unos cachorros, comida enterrada por el zorro o el rastro del juego de la nutria: los toboganes, bueno a veces son toboganes cuando es una pendiente muy inclinada y otras han jugado a "nadar" por el suelo.


La nutria ha nadado en este arenal, a los lados se ven las huellas (foto: José Carlos de la Fuente)


2) Arañazos
Los arañazos no son un entretenimiento ni sirven para estirar las piernas, son marcas territoriales. Distintas especies arañan, estos arañazos pueden estar solos, no acompañados de ninguna otra marca, como en el caso del lobo o el perro...

Arañazos de perro


...pueden estar asociados a un excremento, caso del zorro o la nutria...

Arañazos de nutria para hacer un montoncito de tierra y defecar encima, a la izquierda se aprecia el excremento


... a un líquido no apreciable a simple vista pero muy, muy oloroso, es el castoreum y esto es el marcaje del castor...


Aunque en la foto no se aprecia muy bien el montoncito que está en el centro, lo han hecho los castores y ahí dejan el castoreum, un líquido espeso, sin color aparente y que se puede oler a varios metros de distancia si no hay viento y es reciente

... o estar asociados a marcas en un árbol, aunque a veces están aislados, estos arañazos pertenecen al corzo, algo que también hace a veces el ciervo.

Arriba a la izquierda se aprecia la rama donde el corzo froto la cuerna a la vez que arañaba el suelo


1) Escarbaduras
Aquí el asunto se complica bastante más que en los apartados anteriores. Una escarbadura puede ser fruto de varias cosas y estar hecha por distintas especies.
En principio hay varios motivos que les lleven a escarbar el suelo: buscar comida, excavar una guarida, si este está terminada no hay duda de lo que es, pero a veces las dejan a medias, marcas territoriales, caso del conejo o el lobo. Y también hay otro motivo en el caso del tejón: sus letrinas, agujeros donde defeca y que no cubre luego.
El animal que más escarba es el jabalí, pero esto depende del alimento disponible, o sea, sí tiene mucha comida sobre el suelo se verán pocas hozaduras, pero cuando falta esta se dedica a levantar el suelo como si en ello le fuera la vida. El conejo es otro de los que escarba mucho, en este caso son meras marcas territoriales y no buscan comida. El siguiente es el tejón, cualquiera que vea las uñas de sus manos albergará pocas dudas de para qué las tiene. Y luego el zorro, el lobo o el oso escarban aunque mucho menos a menudo.
Una escarbadura puede tener todas las formas y tamaños imaginables pues depende de lo que buscaban. Habrá que fijarse en los detalles para averiguar quien ha sido el autor.
En principio las más sencillas y homogéneas son las del conejo, en el otro extremo el jabalí que puede arar campos enteros. Pero cuando el tejón, el zorro y el jabalí hacen pequeñas escarbaduras, como las del conejo, el asunto se lía, pues ya tenemos a cuatro especies potencialmente autoras ¿En que nos fijaremos?. Aquí la lógica nos engaña, El jabalí hoza con la jeta por lo que no veremos uñas, y llama la atención el frontal de la escarbadura con la tierra muy alisada. El resto lo hace con las manos por lo que, supuestamente, aparecerán marcas de las uñas, por supuesto y especialmente en el caso del tejón,... pero resulta que esto no es así. El conejo y el zorro siempre dejan marcas de las uñas, pero en las escarbaduras del tejón muy rara vez se les aprecia ¿Como es esto posible con semejantes uñas?, bueno, cuando veáis uno se lo preguntáis, yo todavía no he tenido ocasión. Y no solo no marca las uñas si no que deja el frontal alisado como el jabalí.

Escarbadura de tejón, el animal se encontraba a la derecha y se puede apreciar a la izquierda, el frontal de la escarbadura, alisada en el lugar que tendrían que aparecer unas llamativas uñas


En esta escarbadura de conejo se aprecian claramente las uñas

Y a menudo también hay distintas aves que escarban en el suelo, unas veces en las boñigas de vacas y caballos buscando semillas y otras en el suelo. Entre estas últimas está el pito real que baja al suelo muy a menudo, por ejemplo a escarbar hormigueros. Mirlos y supongo que zorzales buscan gusanitos, en este caso la tierra aparece muy esparcida y sutilmente escarbada, además de que por norma aparecen arañazos y a menudo picotazos que dejan unas marcas redondas y cónicas.
Los aviones y las golondrinas usan el barro para construir sus nidos dejando claras marcas de sus picos en el barro. Gorriones o perdices se "bañan" en tierra seca dejando unos cuencos muy llamativos. Y a estos habrían que añadir las marcas de las avispas alfareras, los agujeros de insectos que que emergen del suelo,...

Aves




Pito real en hormiguero
 Bañeras de gorrión
 Bañera de perdíz

Marcas de la golondrina común

Este sencillo esquema puede ayudar en muchos casos.


Marcas de uñas presentes
- Tierra esparcida en una sola dirección
- Tierra "esparcida" lejos
- Amontonamiento de tierra disperso
Zorro

- Tierra esparcida en una sola dirección
- Tierra "apartada"
- Amontonamiento muy delimitado
Conejo


Marcas de uñas no presentes
- Tierra esparcida en una sola dirección al lado contrario del frontal alisado
- Frontal escarbadura más o menos recto y alisado
- Tierra "apartada"
- amontonamiento regular y bastante bien delimitado
Tejón

- Tierra esparcida en varias direcciones, en su defecto encima del frontal alisado
- Frontal escarbadura más o menos recto y alisado
- Tierra "apartada"
- Amontonamiento irregular y poco delimitado
Jabalí





Estas son unas normas generales pero en el campo juegan muchos factores: la potencia de la escarbadura, lo que buscaban, la consistencia del suelo,... Evidentemente lo mejor es que esté la huella del autor, pero a menudo no está presente. Así que lo segundo mejor es no dar nada por hecho, fijaros en los detalles, rascaros la cabeza y elucubrar un poco, acabaréis dando con la solución la mayoría de las veces a poco que practiquéis.

Zorro





 En este ha dejado un excremento de firma

Conejo








Tejón





Jabalí













1 comentario:

  1. Gracias Benjamin por compartir con nosotros tus conocimientos y observaciones sobre rastros....que a la gente que nos encanta salir al campo, nos dan las pautas no solo para ver sino para conocer y poder identificar a la fauna de nuestro entorno.
    Rafa.

    ResponderEliminar